Departamento de Geofísica

Profesor René Garreaud ofreció charla sobre resiliencia de la biósfera en primer evento TEDxUCHILE

El evento TEDxUCHILE, Educar para el cambio fue organizado por colaboradoras/es del Programa Transversal de Educación (PTE) de la Universidad de Chile. (Imagen: Comunicaciones PTE)

El evento TEDxUCHILE, Educar para el cambio fue organizado por colaboradoras/es del Programa Transversal de Educación (PTE) de la Universidad de Chile. (Imagen: Comunicaciones PTE)

En su presentación titulada La Biósfera Resiliente, el académico René Garreaud manifestó que aún cree en una posible solución al problema del cambio climático. (Imagen: Comunicaciones PTE)

En su presentación titulada "La Biósfera Resiliente", el académico René Garreaud manifestó que aún cree en una posible solución al problema del cambio climático. (Imagen: Comunicaciones PTE)

Como colectivo de todos los organismos vivientes, la Biósfera tiene capacidad de recibir golpes y recuperarse, aseguró el profesor René Garreaud. (Imagen: Comunicaciones PTE)

"Como colectivo de todos los organismos vivientes, la Biósfera tiene capacidad de recibir golpes y recuperarse", aseguró el profesor René Garreaud. (Imagen: Comunicaciones PTE)

Enlaces relacionados
TEDxUCHILE: "La Biósfera Resiliente"
TEDxUCHILE
Programa Transversal de Educación (PTE) de la Universidad de Chile

El académico del Departamento de Geofísica (DGF) y subdirector del Centro de la Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR2) fue uno de los expositores del evento "Educar para el cambio", organizado por el Programa Transversal de Educación de la Universidad de Chile.

Una charla titulada "La Biósfera Resiliente", ofreció el académico del Departamento de Geofísica (DGF) y subdirector del Centro de la Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR2), René Garreaud, en el primer evento TEDxUCHILE, cuyo tema fue "Educar para el cambio".

El profesor Garreaud manifestó que su participación en la actividad se gestó como una iniciativa de un equipo de colaboradoras/es del Programa Transversal de Educación (PTE) de la Universidad de Chile. "Me pareció una muy buena oportunidad, no solo porque el formato de charlas TED permite llegar a un público amplio, sino también porque pienso que es valioso divulgar historias que pueden ayudar a navegar estos tiempos de cambios ambientales, sin morir en el intento", aseguró al referirse al evento donde expuso junto a las también académicas de la Universidad de Chile, Amanda Céspedes, Teresa Flórez y Lorena Donoso.

Acerca del proceso de preparación de su mensaje, el académico explicó que fue elaborado durante dos meses de trabajo. "Aunque la jornada no fue organizada directamente por la organización TED, sino de manera independiente por los/as realizadores/as del PTE, estábamos conscientes de que había que atenerse al formato de este tipo de charlas sobre 'promover ideas que vale la pena difundir'", destacó el académico.

Con respecto al tema de su charla, el profesor Garreaud afirmó que le pareció valioso hablar sobre la Biósfera porque, "como colectivo de todos los organismos vivientes, tiene capacidad de recibir golpes y recuperarse". Para aclarar esta idea, escogió dos historias relacionadas con el oxígeno en la atmósfera y cómo este ha sido modificado por la vida en el planeta.

En la primera historia, René Garreaud planteó que "nuestra atmósfera actual posee un 21% de oxígeno, un gas fundamental para la vida como lo conocemos, pero la vida en el planeta surgió hace unos 4.000 millones de años en un ambiente anaeróbico y el oxígeno surgiría muy posteriormente, con la aparición de las cianobacterias".

"En un principio, esta oxigenación del planeta tuvo un impacto negativo en la biósfera porque causó la primera extinción en masa, pero de esta catástrofe planetaria surgirían nuevas especies. En palabras más simples 'nadie sabe para quién trabaja': una crisis dio lugar a nuevas formas de vida…la transformación en su forma más pura", sostuvo el académico del DGF y subdirector del CR2.

En la segunda historia, el profesor Garreaud, se refirió al daño provocado por los clorofluorocarbonos (CFC) en la capa de ozono, al aumento de la radiación ultravioleta sobre la superficie terrestre y a la forma en la cual este problema fue resuelto, a través del protocolo de Montreal de 1987 que restringió la emisión de los CFC. "Lo que vivimos ahora es que nuestro apetito por consumir combustible está llenando la atmósfera de dióxido de carbono y eso está incrementando el efecto invernadero, lo cual está acidificando el océano y aumentando las temperaturas", subrayó el académico del DGF y subdirector del CR2.

"La pregunta es si acaso en el futuro seremos como las cianobacterias, que no tuvieron mucha posibilidad de reaccionar, o si nos pondremos de acuerdo para reducir gases de efecto invernadero, tal como se hizo con el ozono", planteó René Garreaud, quien reconoció que aún cree en una posible solución, a pesar de la gravedad del problema. "Tendremos que aprender a contactarnos y entender lo que necesita el planeta Tierra. Sin educación ni preparación para ese cambio, no lograremos sobrevivir", concluyó.

Departamento de Geofísica

Viernes 20 de marzo de 2020